¡Más caro en Karachi que en Europa! Pakistán introduce un impuesto a la leche que eleva el precio a un nivel récord

Los precios de la leche aumentaron más de una quinta parte en Pakistán después de que el gobierno introdujera un nuevo impuesto que hizo que este producto lácteo básico fuera más costoso que en Australia, Francia y otros países desarrollados.

En los supermercados de Karachi, la leche de temperatura ultra alta o UHT se vende a 370 rupias (1,33 dólares) el litro.

Según los datos recopilados por Bloomberg, la leche cuesta 1,29 dólares en Ámsterdam, 1,23 dólares en París y 1,08 dólares en Melbourne.

Entre los cambios tributarios introducidos por el gobierno la semana pasada como parte del presupuesto nacional, se introdujo el impuesto a la leche, que es del 18 por ciento sobre la leche envasada.

Antes, la leche estaba exenta de impuestos. Antes de que se impusiera el impuesto, que provocó un aumento del 25% en los precios minoristas, el coste de la leche era similar al de otros países como Nigeria y Vietnam, explicó Muhammad Nasir, portavoz de la unidad local del productor lácteo holandés Royal FrieslandCampina NV.

El gobierno pakistaní aumentó los impuestos en un 40 por ciento, la cifra más alta registrada. El aumento formaba parte del presupuesto nacional presentado la semana pasada, cuyo objetivo era cumplir las condiciones propuestas por el Fondo Monetario Internacional para obtener un nuevo rescate.